La Junta anuncia el cierre perimetral de todas las localidades de Extremadura y ayudas de 40 millones para hostelería, comercio y turismo.

  • 13 enero 2021

La medida tiene una duración inicial de una semana y entrará en vigor esta media noche.

Extremadura prohíbe la movilidad entre municipios y se prorroga el cierre  al público de la hostelería y el comercio no esencial en todas las localidades de más de 5.000 habitantes para frenar los contagios de coronavirus, que siguen desbocados con un nuevo máximo de 1.381 casos en las últimas 24 horas.

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y los consejeros de Sanidad y Economía han informado en rueda de prensa de los acuerdos adoptados en el Consejo de Gobierno de este miércoles, que también ha decretado la ampliación del toque de queda a las 22 horas  y el límite de cuatro personas por mesa un mes más.

El objetivo, han explicado, es «reducir el atractivo de salir a la calle y vencer al virus”. ha señalado Fernández Vara.

Además, Vara, ha incidido en que, “salud y economía se necesitan, sin salud no hay economía y sin economía no hay salud”. “Debe haber un equilibrio entre ambas” ha señalado, el presidente.

Vara ha reseñado, que “los cribados están haciendo efecto. Estamos haciendo el doble de pruebas, por lo que están saliendo muchos positivos y el 95% de éstos, son asintomáticos”.

 Por su parte, el consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha detallado que el cierre perimetral de todos los municipios y el cese de actividad presencial de la hostelería y el comercio  tendrán una vigencia inicial de una semana y serán revisadas en el Consejo de Gobierno del próximo miércoles.

El cese de bares y tiendas afectará a todas las localidades de más de 5.000 habitantes, independientemente de la incidencia acumulada que presenten. En total la restricción afectará de 647.000 extremeños al 64% de la población extremeña.

Además, el consejero de Economía, Rafael España, ha descifrado las medidas que el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha aprobado esta mañana, y que saldrán en un decreto. En él, se incluye un programa de ayudas para la recuperación y reactivación empresarial de los sectores de la hostelería, el turismo y el comercio en actividades no esenciales y otros sectores para compensar los efectos económicos provocados por la COVID-19, por un importe total de 40 millones de euros.

Se trata de un paquete de ayudas directas y sin convocatoria para proteger y dar soporte económico a las empresas de los sectores más afectados por el impacto de la COVID-19 en su viabilidad económica y para contribuir a mantener su actividad y empleo, además de facilitar su recuperación.

El destino de la subvención es la compensación de gastos fijos operativos, con el objetivo de financiar las necesidades de liquidez o capital circulante para el funcionamiento operativo y atención de pagos de las empresas solicitantes.

Estas ayudas, que el Ejecutivo regional ya anunció la pasada semana, se materializan hoy fruto del compromiso del Gobierno de la Junta de Extremadura para dar respuesta a las necesidades y apoyo a los sectores afectados por las medidas restrictivas puestas en marcha para frenar la propagación de la COVID-19.

Estas ayudas son compatibles con las que el ayuntamiento de Olivenza puso en marcha de exención de tasas municipales.

Otras medidas adoptadas por el gobierno municipal para ayudar a las empresas afectadas, por estas medidas excepcionales, ha sido poner en marcha un servicio de publicidad gratuito a través de las redes de comunicación del ayuntamiento.

Comparte tu fotografía de esta noticia: