Tradiciones recuperadas y renovadas en la Semana Santa oliventina

Inaugurada de forma oficial la Semana Santa oliventina con la lectura del pregón, , recuperada tras más de 30 años sin realizarse, el programa procesional de la ciudad continuó el domingo 9 de abril con la familiar procesión de ‘la Borriquita’ que partió de la iglesia de San Francisco, tras la bendición de los Ramos, en dirección al templo de Santa María del Castillo, dónde se celebró la Eucaristía, tras la que regresó de nuevo a San Francisco.

En la noche del Lunes Santo, las imágenes de la Cofradía de Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de los Dolores, ‘Los Obreros’ recorrieron un año más las calles de Olivenza tras la característica salida de sus pasos casi al ras de suelo, con bolsas petitorias para fines sociales encabezando el desfile por segunda vez y acompañadas por segundo año consecutivo por la Filarmónica de Olivenza.

dav dav

La noche del Martes Santo contempló de nuevo la salida de los pasos de misterio de ‘La Oración en el Huerto de los Olivos’ y ‘Jesús de la Caña Verde’ y el paso de palio de la ‘Santísima Virgen de las Angustias’, de la Hermandad y Cofradía de la Oración en el Huerto, más conocida como ‘Los Coloraos.’

A los sones de la Agrupación Musical del Santísimo Cristo Rey de Badajoz y la Filarmónica de Olivenza, la Hermandad y Cofradía de la Oración en el Huerto realizó su Estación de Penitencia del Miércoles Santo dando continuidad a la programación de cultos y procesiones de la Semana Santa oliventina.

Los 24 costaleros del paso de misterio de ‘La flagelación de Jesús’ y los 24 del paso de palio de ‘María Santísima de la Esperanza’ completaron un recorrido que como es habitual inicio y concluyó en la iglesia de Santa María del Castillo tras recorrer las calles principales del centro histórico y en el que el paso de la Virgen fue acompañado de numerosas mujeres vestidas con mantilla.

davdav

El Jueves Santo llevó a las calles de la ciudad dos de las procesiones oliventinas con singulares tradiciones. En la primera de ellas, de claro origen luso, la procesión de las bandeiras, de la Hermandad de Nuestra Señora de la Misericordia, se portaron de nuevo el Cristo del Consistorio de la Santa Casa de Misericordia y los diez lienzos del siglo XVIII que representan la Pasión y Muerte de Jesucristo.

En la noche del Jueves al Viernes Santo, jornada de silencio, contemplación y oración, la Cofradía del Descendimiento procesionó por el Casco Histórico con el único sonido de timbal y matraca acompañando su paso de misterio, que representa a Cristo crucificado y la Magdalena, y el paso de palio de María Santísima de la Soledad, antes de concluir con el descendimiento de la imagen de Cristo presidida por un solemne silencio en el interior de Santa María Magdalena.

Cofradías y hermandades acompañaron en la noche del viernes a la procesión del Santo Entierro, encabezada por el arruchao o arrojão y la padeirinha, mujer que representa a la Verónica caminando ante el féretro acristalado con la imagen de un Cristo yacente.

davdav

Tras la vigilia pascual, que reunió en la noche del sábado a numerosos fieles, la bendición de los campos, realizada este año desde el baluarte del Convento San Juan de Dios, puso fin a la Semana Santa y dio paso a la Semana de Pascua ante un altar en el que el párroco local realizó una oración por quienes desarrollan su trabajo diario y por quienes lo buscan.

mdedav