Torre del Reloj

Se construye en 1460 sobre la torre de la esquina oeste de la ciudadela medieval, como consecuencia de la solicitud presentada por el procurador de Olivenza, en 1459 ante el rey D. Afonso V, con el objetivo de colocar un reloj. En 1509 aparece reproducida en el Livro das Fortalezas de Duarte d’Armas.

Desconocemos la fecha en que se pusiera allí el primer reloj. El último, de maquinaria mecánica, se encuentra actualmente en la planta baja del Museo Etnográfico Municipal, tras haberse deteriorado y sustituido por uno electrónico en 1986. Datará de fechas inmediatamente posteriores a 1792 ya que en este año existe una Providencia de la reina Doña María para la construcción de un reloj.

Es de planta hexagonal, con ausencia de materiales nobles. En su parte superior se abren ocho vanos. La torre se remata en un gran pináculo exagonal coronado por una veleta.

Está dividido en dos volúmenes, comunicados por aberturas. En el superior está el alojamiento de la maquinaria del reloj y la campana. En el inferior, hueco, queda el espacio para el recorrido de las pesas.