Paso de la Plaza de Santa María

Estos pequeños altares son las estaciones de la Vía Sacra, situados en algunas de las calles de Olivenza. Están relacionados con el Domingo de Pasos (Domingo de Pasión) en que la imagen del patrono, el Señor de los Pasos (nazareno que se venera en Santa Mª Magdalena) recorre en procesión el camino del Calvario. Representan los últimos vestigios de la herencia del pasado luso de la ciudad y su Semana Santa. Se desconoce la antigüedad y autor de estas pequeñas capillas, creyéndose que son posteriores a 1.631.

Exterior: Este paso de Santa María, construido en dependencias anexas al lateral derecho de la torre, es el de menores dimensiones de los que se conservan. Enmarcado sin embargo en jambas de material noble, lisas, no presenta más adornos exteriores.

Interior: Como en los demás casos, ha sido recientemente enriquecido mediante el panelado de su interior con azulejos historiados modernos, realizados en Caldas da Rainha, en los talleres “Atelier Espaço 4”, por el artista Ricardo Roque y fechados en el año 1991. El motivo aquí representado es la Verónica limpiando el rostro de Jesús.