San Jorge de Alor

Situada a 6 Kms. De Olivenza, en el costado naciente de la Sierra de Alor. La rodea un valle fértil, ricas huertas donde se crían variedad de frutales y extensos olivares. En sus inmediaciones se han encontrado abundantes restos de antiguos pobladores del calcolítico y época romana. Los primeros documentos que hacen mención a la “aldea d’Olor” datan de finales del siglo XV. Durante la Guerra de Restauración (1640 – 1668), debido a su proximidad a la frontera, la aldea fue prácticamente destruida. En 1755 la habitaban 170 vecinos, en parte dispersos por los cortijos y caseríos próximos. En el siglo XIX ganó población. La riqueza de sus olivares y consiguiente prosperidad de sus 700 vecinos propició que en 1840 se iniciara un proceso de segregación, contestado por una parte del vecindario. Durante 20 años San Jorge fue municipio independiente, hasta su reincorporación a Olivenza en 1861.

El centro articulador de su caserío es la iglesia parroquial, edificio de medianas proporciones, obra del siglo XVIII. A pesar de las diversas obras que han modernizado su paisaje urbano en los últimos años, la villa constituye todavía hoy un conjunto de interés por su arquitectura popular. Se conservan viviendas, portadas, chimeneas, lavadero y otros componentes de acusada plasticidad y encanto, en todos los cuales resalta nítida la huella e influencia portuguesa.