San Benito de la Contienda

Así llamada por la disputa fronteriza sostenida con Castilla durante todo el siglo XV, zanjada en los tiempos del Rey D. Manuel al fijar definitivamente la raya entre los dos reinos en la rivera de Táliga. » Os castellanos queriam que pelo meio d’aquela egreja passase a Raia de seu visinho, por cuia causa há na Capeña maior um arco com as armas de Castela.» Parece ser que en las inmediaciones de la actual ubicación se alzó un monasterio dedicado a San Benito Abad, del que nada resta. En el siglo XVIII vivían aquí 300 vecinos, número que descendió notablemente en el s. XIX para recuperarse en el XX. El edificio más notable es la iglesia, con un cuerpo primitivo y otro moderno, de 1776. Su retablo original fue destruido en la guerra civil de 1936-1939. Los Duques de Braganza fueron benefactores de este templo, a cuyo patrón acudían muchos enfermos y tullidos por los años de quinientos en busca de cura. En 1990 se descubrió en el vecino cortijo de Monte Blanco una hermosa estela de guerrero datada de finales del Bronce, expuesta en la Sala de Arqueología del Museo Etnográfico G/S. Al igual que las restantes aldeas del término, está situada a unos 6 Kms. De Olivenza, en el costado de poniente de la Sierra de San Amaro, picacho coronado por la atalaya del mismo nombre que pone una nota inconfundible en su paisaje.