Origen de Olivenza

[do action=”col4″/]

El origen de Olivenza es castellano y está ligado a la definitiva reconquista de Badajoz por el último rey de León, Alfonso IX, en la primavera del año 1230.

Para recompensar la participación que los templarios a su servicio tuvieron en esa campaña, Alfoso IX les concedió los enclaves de Burguillos y Alconchel. Desde este punto, hacia el año 1256, la Orden se apoderó ilegalmente de las tierras de Olivenza, por entonces apenas un conjunto de huertos, chozas y algunas casas surgidas alrededor de un generoso manantial. Allí, en la actual Fuente de La Corna, se reunían a menudo los pastores y sus rebaños. En los veinte años aproximadamente que ejercieron su dominio, los templarios erigieron un templo a Santa María, levantaron un castillo y organizaron la explotación del término.

La expansión ilícita de las órdenes militares del Temple y Santiago, durante el reinado de Fernando III el Santo, fue pareja a la ocupación portuguesa de la margen izquierda del bajo Guadiana. Alfonso X el Sabio sería el encargado de poner orden en la abandonada retaguardia extremeña. De su reinado, para los fines de la presente exposición, nos interesa destacar dos realizaciones:

[do action=”col4″/]

1ª) La Convención de Badajoz de 1267, que superpuso a la línea fluvial de los ríos Caia y Guadiana la frontera política entre los reinos de Portugal y Castilla.
2ª) La devolución al Concejo y Obispado pacense, en 1278, de las tierras de Olivenza, evacuando así a la poderosa Orden de un rincón fronterizo por debajo mismo del castillo de Badajoz.

Este equilibrio de poderes entre Portugal y Castilla, con una clara y estable divisoria política en la corriente de los ríos Caia y Guadiana, se alteró profundamente durante el reinado de D. Dinis de Portugal. En esos años, Castilla acumula una serie de adversidades que la conducen a una situación crítica : muerte prematura de Sancho IV (1284 – 1295), regencia de Dª María de Molina, minoridad del rey Fernando IV y, como consecuencia de todo ello, la sublevación de la nobleza, la guerra civil y la ofensiva musulmana.