El taller de costura del Ayuntamiento rinde homenaje a Luli Ferrera con un placa con su nombre en reconocimiento a su gran labor desempeñada en la ciudad

  • 24 marzo 2014

Obdulia Ferrera Cantero, popularmente conocida como “Luli” nació en Olivenza el 20 de mayo de 1952. Estudió en el colegio Ave María y al finalizar los estudios primarios, se interesó por el negocio familiar.
Años más tarde, aprendió a coser en el taller de costura del colegio diocesano Sagrado Corazón de Jesús, donde también trabajó durante un tiempo, pero continuó su formación de corte y confección con Luisa, una de las modistas más conocidas de la época.
Ya en la década de los 80, Luli Ferrera viajó a Madrid para perfeccionar sus conocimientos adquiridos hasta entonces, y tras la jubilación de la oliventina Choni Ramallo, decidió presentar un proyecto sobre corte y confección al Ayuntamiento de Olivenza, el cual consideró a bien la propuesta.
Desde este momento, Luli se situó al frente del taller de costura municipal, el cual ha dirigido durante más de 23 años.
No obstante, su vinculación a la vida social y cultural de Olivenza ha sido significativa, puesto que siempre estuvo implicada en la organización de eventos municipales, colaboró con las asociaciones de la ciudad que precisaron de su ayuda; y a nivel personal, siempre hizo todo lo que estaba en su mano por su familia, hasta que hace casi un año, falleciese a causa de una dura enfermedad.
De esta manera, y en reconocimiento a su gran labor desempeñada en Olivenza, Luli Ferrera, ha sido motivo de homenaje en la Semana de la Mujer que ha llevado a cabo el Consistorio Oliventino, en colaboración con la Oficina de Igualdad de la Mancomunidad de Olivenza, en conmemoración al Día Internacional de la Mujer, que tuvo lugar el 8 de marzo.
En el acto, que se ha desarrollado en la casa de la cultura, se han dado cita el alcalde de Olivenza, Bernardino Píriz, miembros de la Corporación Municipal, los familiares de la homenajeada, así como vecinos de la ciudad.
Manuel Ferrera Cantero, portavoz de la familia, ha mostrado su agradecimiento por “este reconocimiento a su hermana que siempre será recordado por todos” al igual que el disfrute que le provocaba a Luli su trabajo en el taller de costura.
Por su parte, el alcalde de Olivenza, Bernardino Píriz, ha recordado que Luli “no solo estaba a disposición del taller de costura, sino del calendario festivo anual de Olivenza, en especial en la celebración de la cabalgata junto a Francisco González Santana”.
Pero, además Píriz, ha destacado que Luli “es un ejemplo de lo importante que es en esta vida la mujer”, ya que según ha explicado, “siempre estuvo ahí para sus familiares, amigos, conocidos… en definitiva para todo el mundo, sin tener momento para sí misma”.
Finalizado el reconocimiento en la casa de la cultura, en el que se proyectó un audiovisual de cómo era Luli y la familia recibió una réplica en miniatura de la Torre del Homenaje de Olivenza de manos del Alcalde, todos los presentes se han concentrado a las puertas del taller de costura municipal para concluir el homenaje con el descubrimiento de la placa.
Por decisión de la familia, Gertrudis Paniagua, gran amiga de la homenajeada, ha sido la encargada de poner al descubierto el nuevo nombre del lugar: “Taller de costura, Luli Ferrera”.
Señalar que en el interior del taller de costura, se exhibieron trajes y complementos que se confeccionaron en el mismo, en vida de Luli Ferrera.

Comparte tu fotografía de esta noticia: